Skip to content

Puentes, identidad, consciencia… y Midlife

19/01/2012

Por una de esas causalidades de la vida hoy he vuelto a visualizar un video realmente curioso sobre la extraña forma en que se derrumbó el puente de Tacoma Narrows  el 7 de noviembre de 1940.
A los cuatro meses de su inauguración, el tercer puente colgante más largo de su tiempo, empezó a oscilar sorprendentemente como una ola, con una flexibilidad increíble. ¿La causa?… un viento constante de apenas 65 km/hora le había hecho entrar en “resonancia”. ¡Espectacular!. Finalmente el puente se resquebrajó y se desplomó sobre el río que había de ayudar a pasar.

Según se descubrió más tarde, la catástrofe se hubiera podido evitar haciendo que el puente “aumentase de peso” (provisionalmente hasta que cesara el viento) llenándolo con camiones de gran tonelaje cargados hasta los topes, de modo que así se modificaran las características estructurales que le hacían tan vulnerable a la frecuencia del viento que soplaba en aquel entonces.

Al volver a ver estas imágenes desde mis coordenadas personales actuales me han asaltado otros pensamientos que me gustaría compartir con vosotros.

A lo largo de nuestra vida no paramos de construir puentes, vínculos, lazos de unión con personas, actividades, grupos, ideas, creencias,… que conforman en cada momento nuestra IDENTIDAD, una identidad viva y cambiante. Cada uno de nuestros puentes es diferente y lo construimos para acceder a algún lugar que creemos con  valor para nosotros, en algunos casos lo hacemos por gusto, en otros por conveniencia, a veces con consciencia e intencionalidad, pero la mayoría de las veces como autómatas guiados por la inercia o por el interés inducido.

Con tanto puente construido no es de extrañar que siempre sople algún viento, fuerte o suave, que pueda llegar a poner en crisis alguno de ellos. Ni todos nuestros puentes nos llevan a lugares que realmente nos interesen, ni todos están construidos de la misma manera ni con la misma calidad. Pueden haber puentes que no nos interesen para nada y podemos dejar que se desplomen, pero sin duda hay muchos otros que no queremos perder de ninguna manera y entonces… ¿qué hacer? ¿cómo superar el desconcierto? ¿cómo darnos tiempo para hacer las reformas que sean necesarias?

Recordando la solución descubierta a posteriori para el puente de Tacoma Narrows se me ocurre que cuando alguno de los puentes que conforman nuestra identidad entra en resonancia peligrosa, lo mejor sería aparcar intencionadamente en ellos algunos camiones cargados de algo útil, y creo que la mejor carga no podría ser otra más que CONSCIENCIA a granel.

Estos cargamentos de consciencia pueden sernos de mucha utilidad para descubrir qué puente en concreto se está moviendo (muchas veces no lo sabemos),  con quién o con qué nos conecta ese puente (muchas veces no lo sabemos), que nivel de importancia vital tiene realmente ese alguien o ese algo para mí (muchas veces no lo sabemos),… la consciencia nos permiten caminar de cara hacia lo que nos está pasando, posicionarnos y buscar soluciones. Vivimos y nos movemos demasiadas veces desde la inconsciencia, la inercia, el “por defecto” o la rutina y no desde la consciencia, la tranquilidad, el silencio o la curiosidad.

Hay muchas formas de trabajar la consciencia, de cultivarla, de ejercitarla, de conseguirla. Cada uno lo hará como mejor le vaya, pero pobre de aquel que no la tenga y no la eche en falta, tendrá todos los números para padecer de forma crónica lo que Annie Marquier definía como “victimitis” en su libro El Poder de Elegi, una forma bastante triste, amarga e inútil de vivir la vida sin afrontar las propias responsabilidades y de espaldas a su propio poder.

En la midlife todo esto tiene una relevancia especial, es el capítulo en el que la VIDA nos plantea uno de los retos más importantes: “RECONSTRUIR NUESTRA IDENTIDAD PARA RECUPERAR NUESTRA ESENCIA”.

En la midlife nos toca decidir que puentes queremos mantener y reforzar, que puentes queremos desechar… y que puentes queremos reconstruir. ¡Apasionante!

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: